La policía local de Sopela identifica a dos personas como presuntos autores de robos en vehículos estacionados en el municipio

 

 

Agentes de la Policía Local de Sopela han identificado a los dos presuntos autores de los robos en vehículos estacionados que cometieron dos días del mes de enero de este año en el municipio. Asimismo, los agentes cuentan con indicios de su participación en delitos similares cometidos en municipios de Uribe Kosta y de otras comarcas de Bizkaia. Se trata de dos varones sin techo, de 18 y 19 años de edad, que duermen en la vía pública en el municipio de Bilbao.

Estos sucesos generaron cierta alarma social entre los vecinos de Sopela. Al resguardo de la noche se cometieron contra autocaravanas, furgonetas y turismos estacionados en la vía pública, y todos tenían similitudes: rotura del cristal de la ventana por apalancamiento del marco y robo de artículos del interior. El botín obtenido por los autores era famélico: monedas sueltas, gafas de sol y algunas prendas de vestir; por contra, los daños elevados. Tanto es así qué en el atestado policial, grosso modo, los agentes han cifrado los daños en torno a 11.500 € porque el número de vehículos asaltados superó los sesenta.

La línea de investigación se centró en los movimientos nocturnos de personas por el municipio. Mediante el análisis minucioso de las cámaras de videovigilancia privadas, facilitadas por vecinos que colaboraron de manera desinteresada, y de las públicas, las de control de tráfico y de otros organismos, lograron obtener imágenes de uno de los presuntos autores, que fue ubicado en las diferentes zonas donde se concentraban los robos, mientras que el coautor parece que sólo participó en algunos de ellos.

Las pesquisas realizadas han logrado concretar que se desplazaban desde Bilbao a última hora de la noche y permanecían en los municipios hasta primera hora de la mañana, utilizando como medio de transporte el Metro.

La colaboración de la Policía Local de Bilbao resultó decisiva para poner nombre a estas dos personas. Una alerta enviada por la policía sopeloztarra a las policías locales y Ertzaintza para determinar la identidad facilitó que los agentes bilbaínos lograsen identificar a estas personas en Bilbao.

Asimismo, por medio del posterior análisis de las redes sociales se obtuvo una fotografía en la que uno de los autores llevaba puesta una prenda de vestir sustraída del interior de un vehículo asaltado en Sopela. Se trata de una prenda rara, que fue reconocida sin género de duda por su legítimo propietario.

El atestado policial ha sido enviado al juzgado de guardia de Getxo, siendo acusados los presuntos autores de varios delitos continuados de robo con fuerza.