La policía local de Sopela investiga a dos personas tras localizar medio kilo de marihuana y hachís en una lonja

 

Agentes de la Policía Local de Sopela investigan a dos personas por la presunta comisión de un delito contra la salud pública. El suceso está relacionado con la incautación de medio kilogramo de cogollos de marihuana, cigarros preparados y hachís, en el registro efectuado en una lonja.

Los agentes iniciaron investigaciones en el mes de julio de 2019. Tuvieron conocimiento del inicio de una actividad en el interior de una lonja en Larrabasterra y recibieron quejas de algunos vecinos de la zona debido al trasiego de personas ajenas a las urbanizaciones, que entraban al local y salían en corto espacio de tiempo. Los vecinos aludían a una actividad “sospechosa” en el interior.

Los agentes intensificaron la vigilancia sobre el local y realizaron varias identificaciones de personas, que sin tener aparente relación con la lonja accedían y salían; y que tras ser identificadas se detectó que portaban diferentes sustancias estupefacientes recién adquiridas que fueron incautadas y por las que los agentes tramitaron oportunas actas por infracciones a la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana.

Los titulares de la actividad, un hombre y una mujer con antecedentes policiales y vecinos de Santurtzi, realizaban tareas de contravigilancia en la puerta del local para evitar la acción policial con sus “clientes”; facilitaban el acceso y antes de que abandonase la lonja ojeaban a ambos lados para determinar si había presencia policial o no, franqueando la salida cuando pensaban que no eran vigilados. La actividad en la lonja parecía obedecer a un punto de distribución y menudeo de drogas.

El 22 de mayo, viernes, agentes de la policía local culminaron las actuaciones realizando una entrada y registro del local, incautando medio kilo de sustancias estupefacientes y diferentes útiles; en el interior del local localizaron también una prensa hidráulica utilizada presuntamente para la confección de barras de “hachís”. Todos los efectos han sido puestos a disposición de la autoridad judicial y la lonja ha quedado cautelarmente precintada.

Las dos personas que explotaban la actividad se encontraban presentes en el registro y han sido puestas a disposición judicial en calidad de investigados, por la presunta comisión de un delito contra la salud pública. Cabe señalar que ambos adujeron actuar como responsables de una Asociación con sede en el municipio de Berango e inscrita en el registro de Asociaciones del Gobierno Vasco por personas diferentes de los investigados, careciendo de la oportuna autorización municipal para la apertura de la lonja y que en el contrato de alquiler con el propietario consta como “herboristería”. El atestado ha sido enviado al juzgado de guardia de Getxo.