La Policía Local de Sopela investiga a dos personas por la comisión de un delito contra el medio ambiente

Agentes de la Policía Local de Sopela investigan a dos personas por la presunta comisión de un delito contra el medio ambiente. El suceso está relacionado con la aparición de numerosos bidones de pintura cortando un camino; unos botes estaban vacíos y otros vertían el material directamente al suelo; y también disolventes en las mismas condiciones, rodillos y brochas usadas.

Sobre las 13:45 horas del día 11 de mayo, un vecino que acababa de pasar por un camino que lleva a la playa de Arriatera, en la calle Kalixeta cerca de Ingestabaso, alertaba a la Policía Local sobre la presencia de gran cantidad de cubos de pintura obstruyendo el paso. Esos botes por la mañana no se encontraban allí.

Agentes desplazados al lugar pudieron comprobar que los botes cortaban completamente el paso y que se estaba produciendo un vertido de los líquidos al suelo no urbanizable del camino. La inspección de los agentes policiales se centró a continuación en las etiquetas adhesivas de algunos de los botes, que adosadas a las tapas revelaron datos de personas con direcciones de domicilios de diferentes puntos de Bizkaia, fechadas en años también distintos. Puestos en contacto con cada una de las personas, los datos recogidos apuntaron hacia un almacén de pinturas de Bilbao, donde años atrás habrían adquirido estos particulares las pinturas para acondicionar sus casas.

Contactada esta tienda bilbaína, los botes procedían de un almacén de residuos de los materiales utilizados durante los últimos años para su actividad y que había sido vaciado el mismo día 11. Una pareja había sido contratada ex profeso para esta labor mediante acuerdo económico y habían contactado con ellos tras leer un anuncio publicitario adosado a una pared en la vía pública en Bilbao. Se anunciaban para la limpieza de trasteros, almacenes, etcétera, y el anuncio contenía un nombre y un número de teléfono móvil de contacto. Así podían abaratar costes asociados al tratamiento de residuos.

Ante los indicios conocidos y tomadas las declaraciones oportunas, los agentes consiguieron determinar la identidad de los autores, una pareja de 31 y 29 años de edad residentes en Bilbao, que fueron citados como investigados a comparecer en sede policial.

Asimismo, las cámaras de videovigilancia del tráfico del Ayuntamiento de Sopela grabaron la llegada y salida de la furgoneta grande utilizada para el traslado del material desde Bilbao, que llegó a Sopela sobre las 11:33 y se marchó por el mismo camino media hora después.

 

Por otro lado, personal del propio Ayuntamiento se hizo cargo de la retirada y reciclado de los materiales y de la limpieza y tamizado del suelo contaminado, acciones inconclusas por la necesidad de realizar nuevos movimientos de tierra en próximas fechas. El precio es elevado y será reclamado patrimonialmente a los presuntos autores.

El atestado se remite al juzgado de guardia de Getxo. La Policía Local agradece la colaboración de los ciudadanos que aportaron información de la franja horaria en la que se había producido el vertido.