Una persona investigada y otra detenida por la comisión de delitos durante el confinamiento

Los hechos tuvieron lugar el día 29 de abril. Sobre las 20:15 horas se recibió una llamada en la centralita de la Policía Local comunicando que se había registrado un accidente de tráfico en la calle Sipiri y que los dos ocupantes del vehículo causante pretendían abandonar el lugar sin facilitar datos al propietario del dañado.

Personados los agentes localizaron a dos personas, en aparente estado de embriaguez, que en ese momento se encontraban orinando en plena vía pública. Mientras los agentes trataban de esclarecer la causa por la que el vehículo había colisionado contra otro correctamente estacionado, ambos trataron de dificultar las labores, ofreciendo nula colaboración. Gracias al apoyo ciudadano, los agentes pudieron conocer cómo se había registrado la colisión y quien de los dos individuos conducía en ese momento el vehículo.

Trasladado el conductor a las dependencias de la Policía Local se negó a realizar las pruebas de alcohol y drogas, resultando investigado por la comisión de un delito contra la seguridad vial, por la presunta conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas, y también por el de negativa a realizar las pruebas.

A su vez, el acompañante acudió a pie a las dependencias policiales, accedió a estas por la fuerza causando daños en la puerta de entrada y arremetió contra los agentes, resultando detenido por la presunta comisión de un delito de desobediencia grave a los agentes y de daños. En función del protocolo de mutua colaboración, fue trasladado a la Ertzainetxea para la puesta a disposición judicial.

Finalmente cabe mencionar que ambos varones, de 35 y 29 años de edad, vecinos de Sopela y Berango respectivamente fueron propuestos para sanción por quebrantar la orden de confinamiento en domicilio para evitar el contagio por coronavirus.