La Policía Local de Sopela denuncia a un establecimiento por vender cigarrillos sueltos a menores de edad

Agentes de la Policía Local de Sopela han denunciado al propietario de un establecimiento de Sopela por vender cigarrillos sueltos a personas menores de edad. El suceso tiene relación con las manifestaciones formuladas en sede policial por los progenitores de algunos menores que denunciaban que en este local se vendía tabaco y alcohol a menores sin efectuar ningún control de la edad.


Sobre las 13:20 horas del día 8 de marzo, agentes de la Policía Municipal que realizaban labores de seguridad ciudadana observaron que dos jóvenes accedían al local y salían momentos después portando uno de ellos un cigarrillo en la mano
izquierda. Interceptados junto a la puerta del comercio, los jóvenes declararon que habían comprado el cigarro en el interior del comercio por treinta céntimos de euro (0,30€) y, que habían acudido a dicho comercio animados por amigos y conocidos porque se vendía tabaco a menores sin pedir documentación.


El cigarro suelto fue ocupado como evidencia y los agentes levantaron acta, comunicando a la persona al frente del local que se daba cuenta de las infracciones al Ayuntamiento para la tramitación del oportuno expediente relacionado con infracciones a la Ley 1/2016, de 7 de abril, de Atención Integral de Adicciones y Drogodependencias. Asimismo, informaron a los padres de los menores de la actuación realizada.


Según la Ley del Gobierno Vasco la venta de tabaco a menores de edad y la venta de cigarrillos en unidades sueltas tienen consideración de infracciones graves con sanciones con multas desde 601 euros hasta 10.000 euros y/o suspensión temporal de la actividad y/o con cierre temporal, total o parcial, del establecimiento, centro, local o empresa, por un periodo de hasta dos años.