Investigado por un delito contra la Salud Pública

Agentes de la Policía Local de Sopela detuvieron ayer a un vecino de Sopela, de 35 años de edad, por la presunta comisión de un Delito Contra la Salud Pública (Tráfico de drogas). Los Agentes tenían fundadas sospechas de que traficaba con sustancias (cocaína, speed, marihuana y hachís) y de que las vendía a personas consumidoras en el centro de Sopela.

En meses precedentes, Agentes de la Policía Local habían decomisado varias monodosis de sustancias estupefacientes a consumidores habituales en el entorno de bares ubicados en el centro del municipio y establecieron vigilancia activa sobre esta persona en la creencia de que era quien las vendía. Cuenta con diversos antecedentes por asuntos relacionados con sustancias estupefacientes. 

Sobre las 18:15 horas de este jueves, 19 de septiembre, los Agentes de la Policía Local detectaron la presencia del detenido en las inmediaciones de un bar y le requirieron para acompañarles a las dependencias policiales sitas a un centenar de metros. Mientras se desplazaban andando, el detenido empujó violentamente a uno de los Agentes, que se golpeó contra la pared de una fachada, y emprendió la huida a la carrera en dirección a su domicilio. Otros Agentes que habían acudido en apoyo dieron alcance al huido a los pocos metros pero se resistió y tuvieron que reducirle.

Trasladado a las dependencias policiales, fue sometido a un registro y los Agentes localizaron escondidas entre sus ropas treinta y seis bolsitas termoselladas conteniendo sustancia en polvo dispuesta para la venta en monodosis y tres placas de hachís.

Una vez detenido fue puesto a disposición de la Ertzaintza que se encarga de la elaboración del Atestado y su remisión al juzgado.