Consejos de la Policía Municipal de Sopela para evitar robos durante las vacaciones de verano

Udaltzaingoa
La Policía Local de Sopela ha redactado una nota informativa en la que se recogen consejos de interés para los vecinos y vecinas de Sopela, de cara a evitar robos en viviendas durante las vacaciones de verano e imprevistos en los viajes o desplazamientos que se puedan realizar.

Para proteger la vivienda:

• No comentar su futura ausencia ante desconocidos, ni en lugares públicos y tampoco mencionar la existencia de enseres de valor en el interior de la vivienda.
• No dejar avisos en la puerta ni mensajes en el contestador informando de la ausencia.
• Si es necesario, reforzar antes del viaje puertas y ventanas del domicilio.
• Cerrar la puerta de entrada siempre con varias vueltas de llave para impedir su apertura por el "método de la tarjeta".
• No dejar llaves bajo el felpudo ni en lugares ocultos: es más seguro dejar una copia a alguna persona de confianza, vecina o familiar.
• Recurrir a un familiar o amigo/a para transmitir sensación de habitabilidad: retirar la correspondencia del buzón, levantar las persianas, etc.
• Facilitar a alguien de confianza su posible localización en caso de necesidad.
• Marcar los objetos de valor con una marca propia y, si es posible, depositarlos en cajas de seguridad, fuera de la casa.
• Antes de partir, cerrar bien las llaves del agua, luz y gas.
• En viviendas con andamios, cerrar ventanas y persianas, no exponer objetos de valor que puedan ser vistos desde fuera y, a ser posible, optar por la instalación de
andamios con medidas de seguridad.
• Si al volver de vacaciones se encuentra la puerta forzada o abierta, no entrar ni tocar nada y llamar inmediatamente al 112 (Ertzaintza) o al 944065511 (Policía
Local).

Durante el viaje o desplazamiento:

• Antes de salir de viaje, preparar la documentación personal (DNI, pasaporte, cartilla de la Seguridad Social, etc.), y llevarla siempre separada del dinero.
• Evitar llevar cantidades importantes de dinero en efectivo, y apartar y guardar en lugar seguro una cantidad para posibles emergencias.
• En aeropuertos y estaciones, no perder de vista las pertenencias y en el momento de facturar prestar atención a las personas de alrededor. No transportar ni facturar efectos personales, regalos o paquetes de otras personas.
• En caso de viajar en coche, comprobar antes de salir el estado de los frenos, la dirección, el alumbrado, los neumáticos, etc.; evitar parar en lugares aparcados, poco concurridos o mal iluminados, y no dejar objetos de valor a la vista.
• Tener previsto el itinerario a seguir, sin fijar hora de llegada. Detenerse en caso de cansancio o malestar, descansar siempre cada dos o tres horas, y recordar que el
alcohol es contraproducente y que las comidas abundantes producen somnolencia.
• No olvidar el uso del cinturón de seguridad, si se viaja en coche. En caso de hacerlo en moto o ciclomotor, hay que recordar que el uso del casco protector es
obligatorio.
• Los niños menores de doce años deben viajar en los asientos traseros. No dejar nunca a los niños solos en el interior del vehículo.
• Si entra algún insecto en el interior del vehículo, detenerse y expulsarlo. En caso de avería o accidente, retirar el coche de la calzada y señalizar el lugar de forma adecuada. Actuar con mucha cautela ante señas de parar el vehículo hechas por otros conductores.
• Si las condiciones climatológicas son adversas, aumentar la distancia de seguridad y extremar las precauciones. Respetar las señales de tráfico y aumentar las
precauciones al cruzar núcleos urbanos.
• Llevar dos copias de las llaves del vehículo y guardarlas por separado.