Sopela realiza labores de limpieza y mantenimiento de sus piscinas municipales

 

Los trabajos comenzaron el pasado 1 de agosto, y está previsto que finalicen el día 15.

Los diversos trabajos de limpieza y mantenimiento que se están llevando a cabo permitirán mantener unos niveles de higiene satisfactorios durante todo el año, ofreciendo así un mejor servicio a los y las usuarios/as de las piscinas municipales.

Con el objetivo de ofrecer un mejor servicio a los y las usuarios/as de las piscinas municipales, durante estas dos primeras semanas de agosto se están realizando diversos trabajos de limpieza y mantenimiento en sus instalaciones. Se tratan de labores de limpieza general que permitirá mantener unos niveles de higiene satisfactorios durante todo el año. Con este motivo, las piscinas permanecerán cerradas hasta el día 15 de agosto.

Las limpiezas generales se realizan anualmente del 1 al 15 de agosto precisamente porque el volumen de actividad se reduce de forma considerable con respecto al resto del año. De hecho, tal y como afirma el alcalde Gontzal Hermosilla, “esta parada anual, se suele aprovechar para llevar a cabo una completa revisión y puesta a punto de los equipamientos deportivos. De esta manera, lograremos dejarlos en óptimas condiciones antes de encarar la siguiente temporada”.

La puesta a punto consistirá, concretamente, en el vaciado de los dos vasos de las piscinas, para la posterior limpieza con productos químicos desincrustantes y desinfectantes de su interior. Asimismo, se revisarán los sistemas de las piscinas  (sistema de tratamiento y depuración del agua, filtros, motores, bombas, limpiafondos, cierres de válvulas…) y se procederá a la limpieza, engrase, reparación o sustitución de los componentes que sean necesarios. Finalmente, se realizará,  nuevamente, el llenado y calentamiento del agua. Además de limpiar en profundidad los dos vasos de piscina, se aprovechará también, para realizar diversas labores de limpieza en vestuarios, pasillos, techos, etcétera.

Finalmente, se realizarán todo tipo de pequeñas obras de revisión e inspección, sustituciones, reposiciones y reparaciones del resto de las instalaciones. Destacan, entre otras, el rejunte de baldosas de los vestuarios y la piscina, cambio de ubicación de las maquinas vending, cambio de las puertas de acceso a la piscina y falsos techos, así como múltiples mejoras en la sauna.

Entre operarios de mantenimiento, personas de limpieza y dirección de la empresa que gestiona las instalaciones deportivas del municipio, en total, son once las personas encargadas de llevar a cabo las citadas labores.